En algunas ocasiones hemos oído decir a algún amigo o hemos visto en las noticias sobre las acciones del mercado de valores. Básicamente escuchamos que hay gente haciendo mucho dinero comprando acciones, o alguna mala noticia de que ha caído el precio de la acción de una empresa. Pero ¿cómo funciona realmente esto que parece que es pan de cada día en la sección economía de las revistas y periódicos? Trataré de hacer una explicación lo más clara posible:

Las acciones permiten que el inversionista se convierta parcialmente en dueño. Lo más importante que hay que conocer es:

¿De dónde provienen las ganancias de las acciones?

  • Dividendos en efectivo: Cuando la junta general de accionistas decida repartirlos en proporción a su participación en acciones, también se puede recibir más acciones.
  • Precio de la acción: Si el precio de la acción aumenta, luego podrás vender cada acción a un mejor precio.

Bueno, pues quizás quedaron un par de dudas con esa descripción, y ¿qué es eso de dividendos?, ¿por qué razón subiría el precio de la acción (o bajaría)?

Las empresas privadas tienen todas un objetivo en común: ganar dinero. Al final del año, restando los gastos de las ventas; la compañía obtiene una ganancia (o pérdida si sus gastos son mayores que los ingresos). Si la empresa tiene una ganancia, una parte de estas podrá ser repartida a los accionistas, esto es conocido como dividendos. Ese porcentaje de la utilidad que recibirían los accionistas, se decide en la junta general de accionistas llevada a cabo cada año. Además, la junta puede decidir hacer un aumento de capital de su compañía con otra parte de las utilidades del año, con lo cual se reparten acciones adicionales a los accionistas actuales.

Si no ha quedado muy claro, siempre una imagen dice más que mil palabras, veamos como hizo Juan al invertir en acciones de la Corporación Favorita:

Creo que quedó mucho más claro cuanto habría ganado Juan en ese período, pero ojo: La ganancia no va a ser la misma en otro período, depende de cuantas acciones haya comprado inicialmente y a que precio venda finalmente sus acciones. Y en el peor de los casos si a la compañía le fue muy mal, Juan también podría haber perdido dinero. Eso es lo que hace muy interesante a las acciones, se puede ganar más que una inversión común que paga un interés fijo pero se tiene un riesgo un poco más alto.

Pero descuida, si buscas un buen asesor financiero, de seguro que harás una buena inversión y además a pesar de que parezca muy complicado el tema de las acciones, realizar la inversión es muy fácil en una casa de valores, es casi como abrir una cuenta en un banco.

Tenemos aún una duda por resolver, ¿por qué razón varía el precio de las acciones?

Las acciones son como un producto que se vende en un supermercado, por ejemplo, si de repente anuncian que la cerveza artesanal tiene un componente que potencialmente podría curar el cáncer, van a haber muchos clientes que quieren comprar cerveza artesanal, pero los vendedores no tendrán lo suficiente para cubrir esa demanda, por lo que tendrán que subir los precios aprovechando ese repentino deseo de los consumidores de comprar sus cervezas, por el contrario, si se anuncia que un buen porcentaje de los cultivos de cebada (materia prima con la que se elabora la cerveza) están contaminados con una bacteria, la gente dejará de comprarlas y los vendedores tendrán que bajar el precio para poder vender todo y no quedarse con producto dañado.

Ocurre algo similar con las acciones: si las personas que quieren comprar acciones esperan que en un futuro les paguen un buen dividendo, el precio tenderá a subir, tampoco habrá muchos vendedores que quieran deshacerse de una acción que les genere buenos rendimientos, por el contrario, si le ocurre algo negativo a la empresa, como un incendio en la fábrica que haga que se reduzcan sus ganancias, las personas que quieren (o querían) comprar las acciones, no les parecerá que la acción va a generar un buen rendimiento por lo que el precio tenderá a bajar y habrá al mismo tiempo muchos inversionistas que quieren deshacerse de sus acciones porque no les pagarán lo que esperaban.

Tal vez te preguntes bueno y ¿hasta qué punto puede subir o bajar el precio de una acción?

Lo hará hasta que los compradores y vendedores se den cuenta que se están alejando del precio justo, es decir el precio que debería valer la acción para que el inversionista tenga una ganancia razonable en comparación a la ganancia en otro tipo de inversiones. En el ejemplo de las cervezas mágicas que curan el cáncer, cuando los consumidores se den cuenta de que no les curó ni el resfrío, dejarán de comprar masivamente y a pesar de que los vendedores ya se sentían cómodos vendiendo a precios altos, verán que solo fue algo temporal y el precio volverá a la normalidad.  Pero pueden existir ciertas imperfecciones y especulación que hacen que los precios de las acciones cambien sin una razón justificada, es muy complicado predecir como le irá a una compañía, es por esto que los precios simplemente reflejan expectativas de cuanto va a pagar en dividendos la compañía en el futuro.

Siéntete con toda la confianza de volver a leer este artículo cuando quieras y si te quedó alguna duda, déjanos tu comentario aquí abajo.


HAS CLIC AQUÍ PARA COMPRAR O VENDER ACCIONES